12 de marzo de 2009

Happy happy joy joy

Tengo ganas de escribir madrugadosamente, con la música en los oídos y las (¡ah!) lucecitas de la ciudad en mi ventana. Llevo todo el día en un (muy) extraño ataque de optimismo. Después de semanas peleándome con el estilo, las comas, los gerundios, los diseñadores gráficos, los impresores y las ennumeraciones estoy a casi nada de terminar de editar una publicación. Es mi culpa, dejé que me atraparan las garras de las notitas automotivadoras y la pintura de Lady Agnew en mi fondo de escritorio. Claro que para darme caché, las citas deben venir de House (Hope is for sissies!), Los Simpson (No lloren por mí...) o Lost (la historia que cuenta Jack sobre los cinco segundos de pánico en el primer episodio ni Mariano (oh, Comunicador entre los Comunicadores) la supera).

¿Hace cuánto no hago escritura automática? Mucho, porque este mi tu blog no es sobre mí sino sobre Luis Frost, animado por el espíritu del vampiro tropical del futuro y la escritura automática tiende a producir blogs del montón: me-indigna-sobremanera-la-pretensión-de-la-gente-en-la-calle. Así que vamos a mi segundo tema preferido, la autorreferencia epistémica (uf! y cero qué ver) sobre El Blog.

Los mixes tienen un espíritu protector (le diré así porque no recuerdo el término no occidental) que se les aparece en viajes místicos al cerro, les indica la dirección de su vida y los hace valer como mil más (¿o era en Alaska y eran los Simpson?). Yo no tengo animal espiritual protector (qué tal que sí pero es un LOLCAT), pero hallé el sentido del Blog en alguna de varias reuniones bloguerilísticas que he tenido últimamente. (Tenía un borrador sobre una muy divertida en que me quedé como diez minutos viendo una estrella bajo los influjos de la mercancía de El Eskato De La Condesa, pero qué tal que quemo a Sánchez Villa y a Rodrigo al contarla).
Y ya.
Estrellas mariguanosas aparte, el último paréntesis me hizo perder el tren. El sentido del Blog es personal e intransferible, como la credencial del IFE (¡puaj!), las bibliotecas (¿Y MIS LIBROS?), los sueños y los cepillos de dientes, así que digamos que una cabra astral de nombre Herbie (Bonus al que me diga de dónde es esa referencia) me dijo entre Venus y Capricornio que el sentido de El Blog es como 42 pero más hipotenúsico.

Pero estoy distrayéndote de tanta cosita brillante que hay fuera de los confines del monitror. Ve, a ser feliz como lombriz.

**La imagen que estaba aquí originalmente fue cambiada a petición de Lilián, que me cae suficientemente bien para que le otorgue poderes limitados sobre mi blog. Para verla, dar click en el lindo gatito.**


O ***. Lilián me hizo quitar toda referencia al contenido de la imagen original. Lilián me debe drogas.***

*apunto en mi Newton: algo está mal con Internet cuando busco "happy" y google me regresa una*** rosada.
Yo sigo aquí, escribiendo hasta que los blogs pasen de moda y los chavos cool sólo tengan hyperpodcast y pornspot y snobspot. ¡wa!

5 comentarios:

Lilián dijo...

¡Hijo de puta!

(con todo respeto)

Hasta parece que no eres mi amigo que casi no reconocí en metro Coyoacán.

ME REHÚSO A LEER EL RESTO DEL POST SI NO QUITAS ESA HÓRRIDA FOTO.

No mames, ¿no sabes que sufro de ofidiofobia? Ya le reclamé a Plaqueta por haber puesto una foto de una innombrable, prometió no hacerlo de nuevo, pero AHÍ VAS TÚ.

Que se prohíba poner foto de esas COSAS horrendas en los blogs. CARAJO.

aLhELi NaVaRRo dijo...

ps...yo no tengo hyperpodcast, jeje. Gracias por ayudarme a organizar mi itunes.
Esos lapsos de optimismo son muy buenos, son como una subida de azúcar o algo por el estilo, lo malo suele ser la mañana siguiente, cuando te da el bajón.

SaLuDiToS

Violet Veela dijo...

ALERTA: algo o alguien se trago a Luis Frost...

Luis Frost dijo...

pppero lilián! ¡es la serpiente feliz! ¡la encarnación en la tierra de la felicidad! aunque por ser tú la cambiaré, dime qué quieres que ponga en su lugar. yo voto por el is it can be hugs tiem now plees, el amor encarnado en macro.

no alhelí, los hyperpodcast necesitan ultrainternet y megahttp, que sólo vendrán después de los carros voladores.

veela: fue la serpiente feliz.

Lilián dijo...

Oquei, está bueno. Te perdono porque sé que PUEDES cambiar, y porque esa frase de Los Simpson me encanta.


Pero QUITA la palabra. VAMOS.

-mirada de Ayudante de Santa-