22 de julio de 2008

¡Antisociales del mundo... ya se saben el resto

Algunos misántropos curan su mal (aunque ahora es políticamente incorrecto llamar esa forma de ser "mal", la Sociedad de la Decencia Eufemística la catalogó dentro de su lista de "Características Especiales de la Personalidad que Ofrecen a las Personitas Especiales Oportunidades de Crecimiento Emocional y Social"; los misántropos deben ser llamados "Personas en proceso de encariñamiento social") ayudando a niñitos pobres en India, votando por el Peje, leyendo "Filántropo Ilustrado" o practicando rafting; a mí se me bajó cuando empecé a manejar.

Los antisociales funcionamos bajo dos postulados: 1) todos son pendejos menos yo y 2) todos quieren matarme (lo cual descansa a su vez, por supuesto, en aquello de "cuando-era-niño-me-dejaban-al-final-al-escoger-equipo-de-futbol-por-eso-ahora-tengo-blog-y-facebook"; pero lo negaré si me lo preguntan, todos los de la secu querían jugar conmigo y las mujeres se peleaban por mi amor). Por eso la primera vez que manejé fuera del circuitito de Chapultepec al que me llevaba mi profe de manejo (que ojalá arda en el infierno, maldito, maldito sea; aunque la verdad es que es como triste, como que a los profes de manejo nadie los quiere porque nos hacen ver nuestra inutilidad a nadie le gusta eso, menos a las personas en proceso de encariñamiento social) asumí que había valido completamente madres.

"El del coche rojo viene hacia acá, seguro va a chocar conmigo porque es pendejo y lo va a hacer a propósito porque es parte de la conspiración universal en mi contra"; pero el que estaba a punto de chocar era yo y el muy hábil y amable conductor me esquivaba y seguía su camino. Y luego pasaba lo mismo con un señor coche azul, una señora camioneta vino, un señor bicicleta de tortas de tamal... todos suficientemente hábiles para esquivarme. Lo peor: de vez en cuando te dan el paso.

O sea, qué onda con la gente que, a pesar de lo que dicen, maneja rebien aquí en el DF. Acaba con mi estabilidad mental eso de ver que son tan hábiles para esquivarte y tan poco mala onda como para no mentarte la madre a menos que la merezcas. Toda una vida de pensar mal del género humano ¿¿y ahora me salen con eso??

NEL. EL MUNDO NO ES ASÍ AUNQUE MI PSIQUIATRA DIGA LO CONTRARIO: THEY'RE REALLY OUT TO GET ME, I KNOW!!!!!

Por eso propongo, por el bien de los antisociales, que boicoteemos la salud mental de los conductores de esta ciudad. ¿Quién va a estar equivocado, ellos o nosotros? Si los gringos pueden convertir Marte en la Tierra, nosotros podemos convertir nuestras ciudades en un paraíso para la mala vibra. Imaginen las sanas horas de mala vibra con que podremos aturdir a nuestros "amigos" si lo logramos.

Cosa de ver quién ríe-al-último: nosotros o los chicos buena onda que todos querían en el equipo de futbol.

¡Muajajajajaajajajajaajajajajajajaajajajaja!

---------------
Cuando tengamos el mundo, los gatitos serán los únicos que se salven: Weezer - Island In The Sun
via FoxyTunes

4 comentarios:

Violet Veela dijo...

No sé qué decir, por mí que el mundo se acabe...¿o lo dijo Shakira primero? No me importa

sirako dijo...

hoy vi un choque que casi me aplasta y eso que djiste de los buenos conductores y los modales estaban en recreo.

Fire_tony dijo...

¿te pegaban mucho de niño?

Ashanty dijo...

... nada que!, por eso los antisociales vivimos en el submundo (mejor conocido como internet) dónde somos dueños y estrellas de comunidades sedentarias, nos sabemos de la gloria efímera del código binario. Somos dioses y no necesitamos mezclarnos con los mortales que fueron populares desde la secundaria... JAJAJAJA ya!, suficiente de espíritu guerrero, que me empiezo a sentir como el de corazón valiente.

p.d.: el sr burns rifa, supongo que lo pusiste porque es el estandarte del movimiento.